jueves, 17 de noviembre de 2011

DÓNDE COMER EN HONG KONG

En H.K. hay multitud de restaurantes y así de variados son sus precios, calidades y sorpresas. Lo divertido es probarlo todo, desde lo más sencillo y asequible, hasta la comida más vanguardista.

La primera foto muestra los famosos huevos de los cien años que probé cerca del hotel Ibis North, en un pequeño y sencillo restaurante familiar:


Para desayunar, aconsejo al más atrevido que entre en la plaza de abastos de North Point y suba al segundo piso, donde con mímica, puede tomar té o café, junto con un bizcocho amarillo huevo muy rico y los más variados dumplings que desee, a nosotros nos costó 32 HKD/2 personas:

Otra experiencia:
Llegué por casualidad, buscando un lugar donde refugiarme de la lluvia y tuve la suerte de probar en él, uno de los platos que más impacto me causaron de todo el viaje por tierras chinas. Su nombre en inglés tal como aparecía en la carta era Baked coconut with egg white. El plato era impresionante y su coste fue 38$

En este restaurante, situado en el último piso del Western Market, también probé unos dumplings de cerdo espectaculares, así como unos rollos de arroz con gamba blanca, y unos puffs fritos. En total la comida para dos personas costó 197 HKD. Merece la pena. Restaurante limpio, elegante (al gusto chino), muy grande (servían bodas) y con un servicio atento y que hablaba un mínimo de inglés.

Y ahora, la joya de la corona, el restaurante más divertido de todos los que visité y que supuestamente tiene una estrella Michelín, siendo el restaurante más barato del mundo que posee dicho galardón.

TIM HO WAN
Local 8, Tsui Yuen Mansion 2
Nº 2-20 Kwong Wah Street
Mongkok/Kowloon

Aparece en una de las guías más importantes del mundo, pero sus platos no sobrepasan los 3 euros. Como mucho hay seis mesas.

El chef es Mak Kwai-pui, ex chef del Four Seasons Hotel y del restaurante Lung King Heen, premiado en años anteriores con tres estrellas Michelín.

Las especialidades son manjares típicos hongkoneses como los raviolis al vapor de arroz con gambas o los panecillos rellenos de carne de cerdo.




Mi plato favorito de la carta:





Una experiencia totalmente diferente:
Reservé desde el hotel para cenar en el restaurante Félix, diseño de Philippe Starck. Todo lo que tenía de bonito, lo tenía de mala comida. Y como mala, me refiero a que estaba a la altura de un restaurante de menú del día con platos grasientos y poco elaborados. Y la broma ascendió a unos 200 euros. Una estafa.

El lavabo del baño de señoras:

En el aeropuerto, también conseguí disfrutar de una opípara comida por poco dinero y con una calidad superior a la acostumbrada en cualquier aeropuerto:


Y por último, tras un largo día caminando, nada mejor que echar una ojeada hacia arriba y descubrir alguna cafetería desde la que observar la calle, mientras tomas un refresco y descansas. Encontré una en Nathan Road (calle comercial por excelencia en la zona), y pude tomar algunas fotos como la siguiente:

Un consejo: Aprovecha la visita a esta ciudad a nivel gastronómico, no te arrepentirás. Comida en puestos callejeros, en pequeños, baratos o costosos restaurantes. Todos tienen algo por lo que merecerá la pena el llegar hasta aquí.

Otros precios interesantes en 2011 (9.8 HKD eran 1€ aproximadamente):
Ferry 2.5 HKD
Bus 6.5 HKD (llevar el precio justo porque no devuelven)
Batido de chocolate negro GODIVA 34 HKD
Bizcocho 6 HKD
Jugo de coco fresco 15 HKD
Libreta 15 HKD
Metro 11 HKD
Polos de manga larga de Paul Smith 7€ que no compré.

DORMIR EN HONG KONG



Yo no sé si octubre es el mejor mes para visitar Hong Kong, las guías nos indican que las lluvias arrecian durante gran parte del día, y las actividades al aire libre quedan lastradas. ¡Afortunadamente el espectáculo de ver el skyline iluminado desde la habitación del Hotel Panorama hace que uno se olvide del clima y de cualquier otra eventualidad!
http://www.hotelpanorama.com.hk/


Nos alojamos en este hotel a través de una oferta de Travel Club. Cuando llegamos a recepción desde el metro más cercano (11$), nos indicaron que era una habitación sin vistas a la bahía, y nos ofrecieron la oportunidad de cambiar a una superior por 657.80 HKD más. Nos la enseñaron (piso 36) y nos explicaron que incluía desayuno (delicioso, y en un restaurante con unas vistas preciosas) así como acceso a la habitación del club privado Harbour desde donde las vistas también eran increibles y se podía tomar un brunch o degustar una copa de vino antes de la cena, o incluso realizar alguna reunión de negocios informal:



Vistas desde el club privado




Vistas desde nuestra habitación

Restaurante


Parte del desayuno...

En esta ciudad, en la propia isla también recomiendo el Ibis North Point, establecimiento mucho más económico (1628 HKD/2 noches en habitación doble) y sobre todo con dos interesantes puntos a su favor:
1. Tiene una parada de metro a dos pasos.
2. La mayoría de las habitaciones disponen de vistas a la bahía de Kowloon.

Además, el personal habla inglés y es bastante amable. Hay wifi gratis en las habitaciones. El tamaño y el confort de los cuartos es el standard de los Ibis.

http://www.ibishotel.com/es/hotel-3563-ibis-hong-kong-north-point/index.shtml