viernes, 20 de diciembre de 2013

Restaurante l&g en Madrid


Excelente comida peruana en Madrid de la mano de Astrid y Gastón Acurio:
En la semipenumbre de un local pobremente iluminado me adentré en la historia culinaria de esta pareja de la mano de su menú Tradición, perfecto para una comida rápida.

En su página web: http://aygmadrid.com/ nos presentan los platos de este menú.

Menú Tradición
  
Cebiche y Tiradito
Pescado de lonja, leches de tigre
clásica y ají amarillo
Causa
Atún ahumado, papa prensada, semillas de mostaza
Anticucho clásico
Papas reventadas, ocopa, choclo frito
Corvina al Vapor
Estilo “sudado”, cebolla morada, tomate,
 yuca y base criolla
Ají de Gallina
Gallina de corral, papas violeta, huevo
de codorniz
∞∞∞
  
Picarones y Suspiro
Salsa de hierba luisa, helado de miel
de chancaca. Manjar, merengue al oporto


Las fotos hablan por si solas de la alta calidad de esta cocina.





Delicioso el ají


Restaurante Viridiana, Madrid


 Qué sorpresa este restaurante, un referente de la alta cocina tradicional, conocidísimo en España,y de una calidad extrema. No me esperaba que la conjunción de sabores fuera tan exquisita.

 El personal con Abraham García a la cabeza, amabilísimos.

Altamente recomendable.



Sopa de perdiz salvaje con setas de cardo y raviolis de jamón ibérico y trufas.

Huevos de corral en sartén sobre mousse de hongos y trufas negras.

Mangos andaluces y fruta de la Pasión. Helados y sorbetes de Abrahan con su aguardiente.

Petits fours




Restaurante Palacio de CIbeles, Madrid




El chef Adolfo Muñoz decepciona en un entorno preciosista. Visitaré de nuevo el Palacio, pero no el restaurante.
Solo recomendable para tomar un café, eso sí, sobre un taburete, y disfrutar así de las vistas de un lado de la Terraza, aunque para ello sinceramente.... siempre será mejor la Terraza del Círculo.

Hotel room mate Mario, Madrid

El hermano pequeño de los Room Mate en Madrid no deja indiferente. O lo amas, o lo excluyes para siempre de tus viajes.
Céntrico, coqueto, moderno hace unos años,

Hôtel Restaurant Le Parc Franck Putelat


Este pequeño y discreto hotel se encuentra a pocos minutos caminando de la ciudad medieval enmedio del campo. Consta tan solo de siete habitaciones, algunas en planta baja con terraza que da a un pequeño riachuelo, lo cual las dota de un encanto especial.
La habitación es soberbia, el cuarto de baño enorme y completo (sin bañera y separado de la cama solo por una cortina), y dispone de todas las comodidades habituales en este tipo de hoteles, incluyendo una cafetera para disfrutar de un café en la mesa de la terraza o en la tumbona.

Dispone de un buen restaurante (dos estrellas Michelín), recomiendo reservar con tiempo, según la época del año, porque merece la pena disfrutar la comida en la terraza.